Las librerías en El Ejido y más mentiras

IMG_1843
Cuentacuentos de la Librería Papelo, en El Ejido

Ayer el periodista Julio Llamazares escribió en su columna semanal de el país el artículo “El peor de los tiempos“, que empieza con una foto de unas pintadas en El Ejido que, por desgracia, se pueden encontrar en cualquier ciudad, al menos, de este país.

Ha habido mucho revuelo en redes sociales por la primera de las mentiras de este artículo, que dice que El Ejido es la mayor ciudad de España sin librerías. Los defensores del artículo han generado un debate sobre la definición de librería, porque algunos dicen que El Corte Inglés es un supermercado con libros, y otros dicen que una papelería no es una librería. Más allá de la existencia de la Librería Papelo, que tiene dos tiendas en el municipio de El Ejido, y la librería Nevada, que se encuentran con una sencilla búsqueda en google, el propio periodista ha zanjado el debate con sus palabras: afirma que las personas que vivimos en El Ejido debemos desplazarnos a Almería si queremos comprar un libro (o hacerlo vía internet). Esto es una mentira que lleva un día publicada en el periódico el país. Al tratarse de un artículo de opinión podías pensar, bueno, que no es una investigación realizada por el periódico, pero han tenido la desfatachez de reproducir ese párrafo en concreto en facebook y twitter. Empezamos a pensar que la persona encargada de detectar y retirar mentiras en El País está de puente.

Y, con este comienzo, ¿qué podemos esperar del resto del artículo cuyo autor no se ha molestado en hacer una búsqueda en google antes de escribir una tontería? Pues de todo excepto que se haya tomado la molestia de leer algo o de hablar con alguien que sepa algo de esta tierra para continuar con su relato. Y así continúa con el mantra que llevamos escuchando una semana ya, también desde periódicos como El Diario: que la ultraderecha crece en nuestros invernaderos, y que somos unos incultos y unos analfabetos.

Vivimos en la frontera más desigual del mundo, en una tierra castigada por la ignorancia de las administraciones y aún así hemos conseguido tener una economía aceptable y una población diversa, gracias en gran parte a la agricultura. Aunque mejoramos poco a poco no hemos solucionado todavía todos los problemas de convivencia característicos de cualquier zona donde se produce un choque de diferentes culturas. Los invernaderos contribuyen a esta mejora no solo generando empleo, si no los lazos que se forman entre compañeros de trabajo, algo a lo que también contribuyen los colegios e institutos de la zona.

Necesitamos más tiempo y más apoyo de las administraciones para mejorar la convivencia, y sobre todo cambios en la ley para que las personas que lleguen de forma irregular a España no tengan que demostrar haber vivido tres años aquí antes de poder pedir un permiso de trabajo, porque esto genera más pobreza y más desigualdad y es lo último que necesitamos.

Parece ser que este señor ha visto una película sobre la situación de Almería de el año 89 y dice que es una premonición de lo que es hoy. Señor Llamazares: los magrebíes no vienen a Almería en masa por la agricultura, vienen huyendo de la pobreza que genera el hecho de que Europa expolie sus recursos. Y eso no es responsabilidad de los agricultores almerienses. Respecto a la utilización de productos químicos peligrosos tenemos que decirle que llevamos 10 años sin una alerta sanitaria, que cumplimos todos los estándares exigidos por la UE, que no son pocos, y que desde hace 20 años se ha reducido de forma drástica el uso de fitosanitarios gracias al control biológico: la utilización de insectos que depredan las plagas de nuestros invernaderos.

Invitamos al señor Llamazares a que venga a darse un paseo por El Ejido y busque los relojes de oro y los coches de alta gama de los que tanto se habla, aunque nunca salen en las fotos. Nos gustaría terminar con un consejo para los medios que tanto están hablando de nuestra tierra en esta semana. Si no le gusta el resultado de las elecciones en Andalucía y quieren hacer algo para que la tendencia cambie, insultar a los habitantes de las zonas donde el voto no les parece aceptable no parece que vaya a ayudar, más bien al revés. En El Ejido hace mucho tiempo que vivimos personas de diferentes procedencias y esto no había pasado antes. No hace falta ser historiador para ver como se repiten las condiciones que dieron paso a un auge de los partidos de extrema derecha en Europa hace más de 80 años. Denuncien a aquellos que nos han traído hasta aquí y dejen de insultarnos, porque ha habido elecciones en Andalucía, pero el año que viene será a nivel nacional, y no nos gustaría que tuvieran que llamar analfabetos al resto del país.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s